[TELESUR TV] Políticos colombianos valoran implementación de Acuerdos de Paz

paz-colombia.jpg_1718483347

Como parte de los Diálogos de Cambio que promueve el Grupo de Puebla se analizaron los obstáculos del proceso.

El senador colombiano, Iván Cepeda, y la exministra del Trabajo en ese país suramericano, Clara López, protagonizaron este miércoles un nuevo Diálogos de Cambio donde valoraron la implementación de los Acuerdos de Paz en Colombia, con la moderación del excandidato presidencial chileno, Marco Enríquez-Ominami.

Durante el encuentro, los políticos colombianos intercambiaron acerca de los obstáculos que ha tenido el proceso que, en primera instancia, logró poner fin al conflicto armado en Colombia tras su firma en La Habana en el año 2016.

Cepeda y López coincidieron en que una transformación política y democrática es posible en Colombia mediante la integración de varios factores sociales que aglutinen una idea común de país y enfrenten a los centros de poder que prefieren utilizar el miedo y el terror como herramienta política de control.

Alcance internacional del proceso de paz

López señaló que la internacionalización del proceso también fue un “interés de los Gobiernos en Colombia” para sustentar diferentes políticas que llevaban a cabo. “El actual Gobierno está utilizando el conflicto colombiano para justificar una intervención en Venezuela”, advirtió.

La exministra resaltó que esta nueva posición gubernamental es lo que permite entender “el arribo a Colombia de una brigada militar estadounidense para realizar acciones encubiertas, como la conocida Operación Gedeon”.

Lecciones para América Latina y el Caribe

Cepeda señaló que las lecciones “están contenidas en el Acuerdo de 2016” puesto que propone reformas sociales y democráticas, así como un nuevo tratamiento al narcotráfico, un enfoque central dedicado a las víctimas del conflicto, entre otras cuestiones importantes.

El senador colombiano recalcó que “el proceso de paz debe ser democratizador”, sin embargo, reconoció que “tenemos graves problemas” en su implementación del acuerdo.

Asimismo, destacó que “los procesos de paz fueron detonantes para sucesos políticos relevantes en Colombia. Al mismo tiempo ha generado un hecho judicial sin precedente y una reconfiguración de las fuerzas políticas”.

“En Colombia las cosas están cambiando, no lo suficiente, con muchas dificultades. Hay sectores interesados en sofocar el proceso de paz”, enfatizó Cepeda.

Cohesión entre la oposición

A propósito de la medida de aseguramiento dictada este martes por la Corte Suprema de Colombia contra el expresidente, Álvaro Uribe Vélez, López precisó que este hecho representaba una nueva fase dentro del proceso de paz y dentro del proceso de democratización del Gobierno colombiano.

“No me queda la menor duda de que lo sucedido va a presionar el cumplimiento del proceso de paz”, agregó, mientras significó que de esa forma “la violencia no seguirá siendo una herramienta para hacer el política en Colombia”.

López denunció que tras la medida cautelar contra Uribe “la derecha esta hablando ahora de una constituyente para cambiar el poder judicial en Colombia”, por lo que “no podemos permitir que los uribistas ganen el próximo proceso eleccionario”.

“Todos debemos ser mucho más sensatos y estratégicos a la hora de unificarnos para no repetir reveses electorales. La lección está aprehendida y nos ha generado una perspectiva de convergencia en los temas que compartimos”, enfatizó.

Por su parte, Cepeda destacó que “varios dirigentes políticos opuestos al Gobierno podemos lograr construir una alternativa que nos permita llegar al poder para mantenernos y crear una nueva forma de poder”.

En ese sentido, el senador colombiano destacó el rol de los movimientos sociales, quienes “no actúan en la lógica de los partidos políticos, pero tienen un protagonismo local importante”.

Por otro lado, el legislador resaltó la “tradición democrática del poder judicial en Colombia con jueces de manos limpias que se han enfrentado a la mafia, defendiendo la Constitución, la democracia, los derechos humanos”.

“Ese conjunto de fuerzas puede conformar un bloque histórico para generar una transformación en Colombia”, sentenció.

Venezuela y el proceso de paz en Colombia

La exministra del Trabajo en Colombia denunció que en su país se utiliza mucho “acusar a Venezuela y Cuba como patrocinadores de la guerrilla”, y con ello “se trata de revivir el espíritu de guerra contra el comunismo”.

“El presidente Duque ideologiza nuestras relaciones internacionales y ha satanizado a los Gobiernos cubano y venezolanos como patrocinadores del terrorismo frente al Gobierno de Estados Unidos”, agregó López.

Mientras, Cepeda califica a Colombia como el “alfil de Estados Unidos en la región”, en función de poner en práctica políticas “que han sido nefastas”. Para el senador colombiano, Venezuela, Cuba y Nicaragua, constituyen “el triángulo al que está destinado la política agresiva de Trump”.

“Están interesados con esto en sacar a Cuba como garante del proceso de paz, lograr una intervención en Venezuela y convertir a Nicaragua en una supuesta plataforma del mal”, precisó.

Optimismo ante los procesos de paz

López asegura que “no queda otro camino” puesto que “la derecha vive del miedo como herramienta política para mantenerse en el poder”, en tiempos donde se necesita de una “gran agenda social en América Latina” que sea impulsada “desde la movilización social”.

Al mismo tiempo, recalca que la Covid-19 ha provocado “un sentido de desmovilización increíble porque hay que guardar normas de bioseguridad propias de la pandemia”.

“Tenemos que ser muy cautelosos de lo que esto puede implicar con relación a lo que se refiere el cambio político”, precisó, al tiempo que demandó recuperar “el espíritu de Unasur como ente de integración más allá de lo económico” y convertirlo en un “espacio cultural de construcción conjunto y de cohesión en el contexto internacional”.

Cepeda destaca que “en esta crisis tenemos que hacer un ejercicio de estudio de oportunidades que tenemos las fuerzas progresistas de la región. Esta crisis nos ha permitido tener un diálogo que antes era muy fragmentado, muy episódico, que hoy nos permite coordinar mucho mejor nuestras acciones antes los centros de poder internacional”.

“La época que estamos viviendo es una escuela de la que debemos hacer un aprendizaje y una reinvención política. Hay que pensar en varias dimensiones acerca de lo que ha sido nuestra práctica política, sobre todo en estos tiempos de Covid-19”, agregó.

El senador colombiano precisó que “de cualquier manera tenemos una responsabilidad ante el pueblo porque debemos pensarnos como Gobierno a largo plazo, lo que conlleva despojarse de esquemas mentales”.

Fuente: Telesur TV

Leave a comment

1 × 5 =

Skip to content