El expresidente de Colombia Ernesto Samper Pizano y los ex cancilleres Celso Amorim, de Brasil y Jorge Taiana, de Argentina, hablan sobre el futuro de la integración regional

puebla

En el marco de los “Diálogos de Cambio con el Grupo de Puebla” se reunieron en el día de hoy, de manera virtual, los tres líderes políticos, quienes coincidieron en que la integración regional es un tema de vital importancia especialmente en tiempos de pandemia, cuando más necesaria ha sido y más desintegrada ha estado América Latina.

Al respecto se pronunció el expresidente de Colombia Ernesto Samper Pizano, quien recordó que en su tiempo como Secretario General de UNASUR nunca hubo condicionamientos ideológicos para tomar decisiones: “Una cosa es que los países puedan sentar posiciones políticas sobre paz, democracia y DDHH y otra es que haya proselitismo ideológico con la integración”.

Por su parte, el excanciller de Brasil Celso Amorim dijo que la integración ya era fundamental antes de la pandemia porque ya se dibujaba un mundo de grandes bloques. Añadió que “ni siquiera países grandes, como Brasil, son lo suficientemente grandes para relacionarse con China, Estados Unidos y la Unión Europea de manera equilibrada, pero América Latina, como bloque, sí puede tener esa capacidad”. Así mismo indicó que en el mundo post pandemia la esfera pública va a ser más grande e importante que esfera privada y que es importante integrarse con otras áreas de países en desarrollo con el fin de lograr un orden mundial más justo y equilibrado.

El excanciller y actual senador argentino, Jorge Taiana, añadió que “la integración no solo es necesaria sino que es imprescindible, pues el mundo post pandemia va a ser de lento crecimiento y va a haber una pausa en cadenas de valor, lo cual favorecerá la posibilidad de desarrollo de cadenas regionales o subregionales”. También habló de la importancia de defender un multilateralismo que no entre en un esquema de guerra fría.

Los tres líderes coincidieron en la gravedad que el presidente Donald Trump vaya a tomar control del BID con la dirección de un miembro del Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, rompiendo así la tradición de presidentes latinoamericanos. Consideran que Estados Unidos usará el BID como mecanismo de presión frente a las decisiones de los países. En este punto el expresidente Samper indicó que la región necesita una nueva arquitectura financiera, pues no puede depender del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Esta es la quinta edición de los “Diálogos de Cambio del Grupo de Puebla”, espacios que buscan generar salidas progresistas a las crisis que viven los países representados por el grupo.

Leave a comment

five + 15 =

Skip to content